lunes, 22 de febrero de 2010

Sunday Tars.

Hay días magníficos. Días en los que no puedes sacar un pié de la cama sin pesar: "Hoy va a ser mi día". Un día en el que tus enemigos no son nadie y la luz de la ventana sonríe ante tu impaciencia. Bajas corriendo las escaleras con una cara que no expresa más que ilusión y felicidad, pero cuando miras el calendario, es domingo. Y vuelves a la cama, pensando que al día siguiente harás una entrada sobre esto.

1 comentario:

  1. jajajajajajajajajajaja
    como nos gustan los domingos, di que sí

    ResponderEliminar